Técnica del Padel

A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z  

Empuñadura

  Aunque existan diferentes formas de agarrar la raqueta, en el pádel lo aconsejable es hacerlo de una sola manera que sea útil para realizar todos los golpes, ya que las distancias son pequeñas y la bola llega sin tiempo a cambiar de empuñadura. Al ser un deporte muy dinámico que además se ejecuta dentro de una pista pequeña, se justifica el por qué no se cambia la empuñadura a cada golpe. Asimismo, la velocidad infringida en el juego hace que no tengamos tiempo suficiente para girar la raqueta y golpear cómodamente. Por ello, la empuñadura que se utiliza es una intermedia que se denomina “continental”. Ésta se maneja deslizando la mano abierta entre los dedos pulgar e índice, desde el borde hasta el mango de la pala. La sensación que se siente es como si se quisiera dar la mano a la raqueta o como si agarrasemos un martillo. De esta manera, se obtiene mucha más velocidad en la preparación del golpe, pudiéndonos preocupar únicamente de la bola. Sólo se podría permitir cambiar las empuñaduras a los niños y a los principiantes, para que de este modo se sientan más cómodos y seguros a la hora de golpear. Así, dispondrán de una mayor superficie de la raqueta, aunque, a medida que van tomando confianza con los golpes, es fundamental que comiencen a practicar con la toma correcta, es decir, la intermedia o continental.

Entrenando los desplazamientos

  una de las cuestiones claves es realizar desplazamientos en línea recta y no abrirse luego de un giro. (Ejemplo: correr a una pelota corta y luego girar para buscar una de fondo). Debemos optar por el desplazamiento más corto y directo. A veces, por buscar la mayor velocidad posible perdemos la técnica y el resultado es que la fuerza centrífuga me impulse hacia fuera, formando un semicírculo en vez de hacerlo correctamente en línea recta. ¿Cómo evitamos esto? Pues hay dos puntos claves: partir de una posición lo más estable posible (equilibrado), lo cual lograré con pasos pequeños de frenado y ajuste, además de una correcta técnica del movimiento de brazos que me permitirá estabilizar el cuerpo, estamos hablando de lograr un equilibrio dinámico (equilibrio en movimiento) y lo lograremos bajando el centro de gravedad (agacharse) y distribuyendo el peso del cuerpo en dirección donde quiero salir. Todo esto parece complicado, pero en realidad es muy simple, lógicamente si sabemos entrenarlo. En principio aconsejo realizar desplazamiento en la pista, similares a los movimientos reales en juego, les recomiendo comenzar sin la pala y pelota. Pueden colocar marcas en la pista con conos o pelotas y realizar movimientos cortos y largos con giros y frenados. Deben darle prioridad a la técnica, para una vez aprendida sumar la velocidad. Un buen ejercicio es colocar pelotas distribuidas por la cancha, partir desde el fondo y recoger todas las pelotas en el menor tiempo posible. Otra opción es partir con una pelota en la mano y cambiar cada una de las que están en la cancha, esto me obligará a hacer un frenado correcto y equilibrado, caso contrario no podré realizar el cambio de bolas. Cuando siento que he aprendido a desplazarme correctamente, puedo realizar los mismos movimientos con la pala, marcando en gesto del golpe en cada movimiento, es importante al correr con la pala salir con movimiento de brazos enérgico que acompaña el movimiento de piernas en la carrera. Cuando inicio los paso de frenado, paralelamente con la pala comienzo la preparación para el golpe, (recuerde que en esta situación, el tren inferior se mueve veloz y el tren superior lento, preparación de golpe). El próximo paso será realizar los desplazamientos con la pala y la pelota, aquí le aconsejo la colaboración de un compañero o monitor que nos tire pelotas con la cesta simulando situaciones de juego reales, donde en principio daremos la prioridad la correcta ejecución del movimiento para luego sumar el golpe. Es importante tener en cuenta que estamos entrenando una técnica de movimiento, por lo tanto es importante realizar tres o cuatro desplazamiento, con buena recuperación, de manera que la fatiga no me obligue a ejecutarlo incorrectamente. Por lo tanto cada ejercicio, no debería superar los diez segundos. La posibilidad de crear ejercicios para cada desplazamiento es infinita sólo esta en observar el juego y ser creativos, siguiendo algunos de estos consejos.